Bon appétit amig@s,

 

¡Pura suavidad y esponjosidad!

He utilizado muchas veces el queso mascarpone en infinidad de pasteles y tartas pero nunca lo había hecho con magdalenas. El resultado ha sido sorprendente por su finura y sedosidad. Muchas veces las magdalenas o muffins nos resultan un poco secos pero, os aseguro, con mascarpone es otra cosa. Eso sí, es díficil comerse solo una jaja.

 

Ingredientes para unas 18 piezas:

250 gramos de harina de repostería

4 huevos

180 gramos de azúcar

60 ml de aceite de girasol

250 gramos de mascarpone

1 yogurt natural

2 cucharadas de esencia de vainilla

1 sobre de levadura (Tipo Royal)

Una pizca de sal

Utilizaremos todos los ingredientes a temperatura ambiente.

Vamos a ello, empezamos por batir y emulsionar muy bien los 4 huevos enteros junto al azúcar durante unos 3 minutos (aumentarán de tamaño y se volverán de color blanquecino). Es importante este primer paso ya que para que las magdalenas suban luego muy bien , es preciso incorporar a la masa el máximo de aire posible.

A continuación vertemos el aceite y la vainilla. Seguimos batiendo e integramos el yogurt y el queso mascarpone. Por último tamizamos la harina, añadimos una pizca de sal y agregamos la levadura en polvo. Removemos muy bien , tapamos el bol con un papel film transparente y dejamos reposar la masa en la nevera un mínimo de 2 horas.

No os saltéis este paso ya que es importante. La diferencia de temperatura entre la masa y el horno (muy caliente) hará que enseguida las magdalenas suban y tengan este bonito copete.

Truco: si no tenéis tanto tiempo, podéis ponerla unos 30 minutos en el congelador.

 

Ponemos a calentar nuestro horno (abajo-arriba) a 210 grados durante 10 minutos antes de introducir las magdalenas.

 

Una vez bien fría la masa, la vertemos en las cápsulas para rellenarlas hasta ¾ y las espolvoreamos con un poquito de azúcar por encima .

Truco: yo utilizo una cuchara para helado así pongo la misma cantidad en cada cápsula.

Los horneamos a 210 grados durante los primeros 5 minutos y luego a 200 grados durante otros 13-15 minutos.

 

¡Qué olorcito! Esto pinta de rechupete, efectivamente han desaparecido en un pis pas.

 

Bon appétit Mama

Anuncios

6 Comments

  1. Qué ricas esas magdalenas Lina a mi también me encanta cocinar con mascarpone. Quedan muy tiernas y se mantienen durante muchos días, si es que somos capaces de aguantar la tentación de no comérnolas todas. Voy a hacerlas, gracias por la receta!

    Me gusta

  2. Las tengo en el horno, hice la masa ayer por la noche y ahora están horneándose. Las he puesto por encima azúcar morena, mantequilla y polvo de almendras. Ahora mismo huele la cocina que da ganas de comerlas todas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s