Bon appétit amig@s,

 

Estos bizcochitos, que se suelen tomar duros, son ideales para el café ó con un vinito dulce, que es como se suele tomar en Italia – sobretodo en Navidades.

Son típicos de La Toscana y concretamente de Prato, pequeña ciudad situada a 15 kms de Florencia.

Tengo unos recuerdos maravillosos de Prato. De pequeña mis padres tenían una caravana y todos los veranos solíamos recorrer gran parte de Europa. Siempre que íbamos a Italia, pasábamos por Prato donde vivían unos primos hermanos de mi madre . Nos los pasábamos genial, sobretodo visitando sitios tan emblemáticos como Florencia , Siena, Pisa …. ¡Qué bella es La Toscana!

Así que también estos bizcochitos se hacían en mi casa. A mi me gustan mucho y los hago a menudo. Se guardan perfectamente en una lata hermética durante varios días, aunque no creo que duren tanto jaja.

Ingredientes :

250 gramos de harina

2 huevos

50 gramos de mantequilla derretida

Una cucharadita de polvo de hornear

125 gramos de azúcar

100 gramos de almendras tostadas sin piel ni sal

Encendemos nuestro horno a 170 grados para que se vaya calentando.

Es una receta muy rápida y fácil de hacer.

En un bol ponemos los 2 huevos enteros , el azúcar y la mantequilla derretida (pero fría). Lo mezclamos todo bien y a continuación vertemos la levadura en polvo y la harina tamizada (en 2 veces). Lo mezclamos de nuevo con una cuchara de madera . Por ultimo vertemos las almendras tostadas y las integramos a la masa.

Truco: es más fácil encontrar almendras crudas que tostadas sin sal. Si es así, solo tenemos que tostarlas unos minutos en el horno o en una sartén.Vigilarlas bien ya que se hacen enseguida.

Vertemos la masa sobre nuestra placa de horno y le damos forma alargada. Hice una grande pero si preferís, podéis hacer 2 más pequeñas.

Truco: para que no se os pegue la masa a las manos, ayudaros con un poquito de harina en las manos.

Pintamos con yema batida y lo llevamos al horno a 170 grados durante unos 20 minutos (hasta que esté bien dorado).

Una vez hecho lo sacamos del horno y todavía en caliente hacemos rebanadas.

Las ponemos sobre la placa y las horneamos de nuevo solo 3 minutos por cada lado. Al enfriarse se endurecerán y tendremos unos estupendos Biscotti .

Si los preferís más blandos y suaves, obviad el ultimo paso.

 

Realmente deliciosos e ideales para el café o con un vinito dulce.

 

Bon appétit Mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s