Bon appétit amig@s,

french, frances¡Uhmmm, qué recuerdos! Esta tarta me vuelve a mi infancia, a la cocina de mi madre viéndola preparar un estupendo clafoutis y yo ayudándola lavando las cerezas y repartiéndolas en el fondo del molde. Me encantan los crêpes y para mi el clafoutis era una “crêpe grande” rectangular rellena de suculentas cerezas.

 

Mi madre no les quitaba el hueso a las cerezas – yo sí lo hago-  y aunque la tarta era más incómoda de comer, es verdad que así enteras, les daba un sabor especial a la tarta. Yo siempre se las quito por precaución con los niños para que no se traguen los huesesillos.

Esta tarta es originaria de la región francesa de Lemosín . Región muy conocida por su famoso ganado y por su capital “Limoges”- mundialmente famosa por su porcelana.

Esta tarta también puede elaborarse con peras , manzanas, ciruelas, arándanos… aunque es más conocida con cerezas. Realmente la palabra clafoutis proviene del verbo “clafir” que significa rellenar ( en este caso la masa con cerezas).

Aunque la receta original no lleva almendra pero sí mantequilla, a mí me encanta sustituir esta última por un poco de almendra molida. Le da un toque especial y sustituyo el ingrediente graso por uno más sano- la almendra.

Ingredientes para un molde de 18 x 26 cm :

 

-3 huevos

-100 gramos de azúcar

-80 gramos de harina de repostería

-50 gramos de almendra molida

-400 gramos de cerezas deshuesadas

-250 ml de leche

 

 

Muy , muy fácil de hacer. Solo nos llevará 5 minutos quitarles el hueso a las cerezas pero si lo queréis se lo podéis dejar, os saldrá una tarta igual de rica jaja.

Mezclamos bien los huevos enteros con el azúcar e incorporamos la almendra molida y la harina de repostería. Seguimos batiendo y vertemos la leche.

Os quedará una masa muy líquida (parecida a los crêpes).

Truco: si no tenéis harina de repostería, podéis utilizar harina normal sustituyendo una cucharada de harina normal por una de maicena.

 

Colocamos en el fondo del molde las cerezas y vertemos encima la masa líquida.

Truco: suelo forrar el molde con papel de horno por comodidad. Sino, engrasarlo bien con un poco de aceite o mantequilla y espolvoreado de harina.

 

Llevamos al horno precalentado a 175 grados durante unos 40 minutos.

 

Una vez fría espolvoreamos la tarta con un poco de azúcar glas y ¡¡a disfrutar!!

 

Bon appétit Mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s