Bon appétit amig@s,

Después de haber probado unas cuantas recetas de bizcochos de zanahoria, sin duda alguna me quedo con esta, es de lejos la que más me gusta. Es que lo tiene todo, un sabor increíble, suave, sana, jugosa, fácil de hacer con ingredientes que tenemos todos en casa y encima es muy económica.

En esta ocasión y dada las fechas en las que nos encontramos, he decidido preparar esta deliciosa tarta y decorarla con motivos para mis niños (conejito, gallina etc…) y utilizar para el relleno nata vegetal (mi favorita) pues es apta para todo el mundo, se conserva durante varios días sin problemas y tiene un sabor increíble.

Vamos allá…

Ingredientes :

400 gramos de zanahorias crudas

250 gramos de harina

4 huevos

120 gramos de azúcar morena

130 gramos de azúcar blanca

250 ml de aceite de girasol (ó Oliva suave)

La ralladura y zumo de una naranja pequeña

Un puñado de nueces peladas

2 cucharaditas de bicarbonato de sodio

3 cucharaditas de levadura en polvo

3 cucharaditas de canela

Media cucharadita de clavo en polvo

Una pizca de sal

Para el relleno y cobertura:

200 gramos de queso mascarpone

200 ml de nata (vegetal)

2 cucharadas de azúcar glas

 

Empezamos por encender nuestro horno a 180 grados para que se vaya calentando mientras preparamos el bizcocho.

En un bol ponemos los 2 tipos de azúcares junto al aceite y empezamos a batir de forma suave. A continuación añadimos los huevos enteros de uno en uno para terminar con la ralladura y zumo de la naranja.

Por otro lado mezclamos bien todos los ingredientes secos: la harina, impulsores (bicarbonato de sodio y levadura en polvo) y las distintas especias (las que más os gusten). Los tamizamos y los añadimos a los ingredientes húmedos que teníamos preparados.

Resulta una masa bastante líquida, es normal. La vertemos en un molde bien engrasado y la llevamos al horno precalentado durante unos 45-50 minutos. Pincharemos con un palillo para saber que esté bien hecho.

Dejamos enfriar y desmoldamos.

Para el relleno ésta es la crema que más me gusta pero hay muchas otras, con chocolate blanco y queso etc…

En un mezclamos el queso mascarpone con un par de cucharadas de azúcar glas. Por otro lado montamos la nata , en este caso vegetal y se lo añadimos al queso mezclando suavemente.

La nata vegetal de por sí es un poco azucarada por lo que sólo he añadido un par de cucharadas de azúcar glas. Si utilizáis nata normal quizás necesitaréis algo más de azúcar, probad y endulzarlo a vuestro gusto.

Una vez frío el bizcocho lo cortamos por la mitad y ponemos una generosa capa de crema guardando lo suficiente para la cobertura y lo decoramos con lo que más nos apetece.

En mis caso tenía algo de masa fondant blanca, le añadí una gota de colorante naranja y así hice estas graciosas zanahorias. Los muñequitos son comprados en el súper jaja.

 

Desde luego ha sido todo un éxito para la vista y sobretodo el paladar. A los niños les encantó la sorpresa y devoraron la tarta jaja.

 

Bon appétit mama

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s