clinques de chocolate

Bon appétit amig@s,

cookOs advierto: estas galletas crujientes de chocolate son altamente adictivas jaja.

Por supuesto me incluyo yo como primera adicta al chocolate -aunque ahora que lo pienso igual hay más de uno en mi casa que no sé si no me gana…

Su nombre proviene del inglés- crinkles = arrugas- debido a las grietas tan características que se forman durante su horneado. Si las pudiéramos oír dentro del horno, seguro que crujen.

Bueno broma aparte, estas deliciosas galletas crinkles- crujientes por fuera pero suave y esponjosas por dentro- son un auténtico placer suave, delicado e irresistible.

Respetando los tiempos para su elaboración y las medidas de sus ingredientes, conseguiréis – incluso los principiantes en este mundillo culinario/repostero- hacer una de las galletas de chocolate más ricas que hay.

ingredientes

Ingredientes para unas 22-25 crinkles:

-250 gramos de chocolate de repostería

-60 gramos de mantequillacrinkles chocolate

-100 gramos de azúcar

-200 gramos de harina de repostería

-2 huevos

-Una cucharada de esencia de vainilla

-Una cucharadita de levadura en polvo

-Una pizca de sal

-Azúcar glas

Os recomiendo siempre utilizar para vuestros postres de chocolate un buen chocolate para repostería que contenga un mínimo de 52% de cacao ¡El éxito de vuestro postre está en juego!

Comenzamos derritiendo el chocolate junto a la mantequilla- o margarina vegetal para los intolerantes a la lactosa- al baño María o al microondas.

TrucoTruco: Si utilizáis el microondas, hacedlo en cortos períodos de tiempo para remover de vez en cuando y así poder vigilar el fundido y evitar que se os queme.

 

Mientras seguiremos con la receta. En un bol batimos bien los 2 huevos junto al azúcar y la esencia de vainilla. A continuación añadimos el chocolate derretido con la mantequilla y mezclamos bien.

Tamizamos la harina junto a la pizca de sal , la levadura y lo vertemos a la masa anterior.

TrucoTruco: Si no tenéis harina de repostería, podéis perfectamente utilizar harina común. En este caso y para esta cantidad, quitamos 4 cucharadas soperas de harina común y las sustituimos por 4 de maicena.

Ahora es cuando hay que tener un poco de paciencia. Esta masa necesita un mínimo de 3 horas de frío en la nevera para que se endurezca y podamos formar bolitas.

Pasados este tiempo ya podemos formarlas- ayudándonos de una cuchara u otro utensilio para formar bolitas- y las ponemos en un plato con azúcar glas. Las recubrimos bien con el azúcar glas sin dejar ningún hueco visible y las colocamos sobre la placa del horno cubierta con un papel sulfurado. Las horneamos a 180 grados durante 12 minutos.

Muy importante: tener el horno ya caliente en el momento de introducir vuestras galletas y para que estén bien esponjosas por dentro y crujientes por fuera, es fundamental respetar este tiempo de horneado.

Sed pacientes, ¡dejarlas enfriar antes de comerlas jaja!

Bon appétit Mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s