Bon appétit amig@s,

Me encanta incorporar las manzanas en mis recetas tanto dulces como en algunas saladas. Hay muchas variedades , de menos a más dulces y cada una encaja siempre a la perfección en las distintas recetas. En ésta he preferido utilizar las manzanas Golden, las amarillas-verdes que no son en exceso dulces y contienen menos agua que otras.

Este es un pastel húmedo, por contener gran cantidad de manzanas y tiene la textura crujiente del crumble por los cornsflakes incorporados y un delicioso aroma a canela.

Es un pastel Top “10” como lo llamo yo por ser un bizcocho jugosísimo, no muy pesado y tremendamente rico que será un éxito asegurado.

Ingredientes:

Para la masa:

700 gramos de Manzanas tipo Goden (5-6 piezas)

2 Huevos

100 gramos de Azúcar morena

100 gramos de Mantequilla

60 ml de Nata (ó leche entera)

90 gramos de Harina de repostería

7 gramos de Levadura en polvo

1 cucharadita de extracto de Vainilla

Para el crumble:

20 gramos de Mantequilla

40 gramos de Cornflakes sin azúcar

30 gramos de Azúcar morena

40 gramos de Almendra molida

Empezamos por quitarles la piel y el corazón a  las manzanas y las rallamos con un rallador grueso. Para que no se oxiden es conveniente rociarlas con un poco de zumo de limón. .

Ponemos la mantequilla en una sartén a fuego medio y añadimos el azúcar morena. Removemos hasta que esté derretido y agregamos las manzanas ralladas. Vamos a confitarlas suavemente durante unos 10 minutos. Retiramos a un bol y dejamos enfriar totalmente.

Para la masa: en un bol ponemos2 huevos enteros, añadimos la nata y la vainilla. Batimos bien  (a mano será suficiente) y agregamos la harina junto a la levadura tamizada.. Mezclamos bien y por ultimo vertemos las manzanas confitadas anteriormente. Con movimientos envolventes integramos muy bien.

Vertemos el todo en un molde (el mío era de 20 cm de diámetro) bien engrasado y reservamos un momento mientras preparamos el crumble.

Para el crumble tan sencillo es como mezclar delicadamente la mantequilla (que tiene que estar a temperatura ambiente) junto al azúcar morena, la almendra molida y los cornflakes.

Repartimos el crumble encima de la masa y llevamos a hornear (con horno precalentado a 180 grados) durante unos 30 minutos.

Dejamos enfriar bien antes de desmoldar y terminamos espolvoreando un poco de azúcar glas y canela por encima.

¡¡Una verdadera delicia totalmente recomendable!!

Bon appétit Mama

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s