Bon appétit amig@s,

Octubre ya esta terminando y es hora de preparar esta riquísima y famosísima tarta Americana que no puede faltar en ningún hogar para el día de Acción de Gracias (Thanksgiving). Una comida familiar entrañable donde abunda la comida y postres como esta tarta.

Hay muchas recetas pero la que hoy os enseño es la que más me gusta. Suave y cremosa por dentro con una masa base crujiente. Suele llevar varias especias a gusto de cada uno.

Ingredientes:

Para la masa :

200 gramos de harina normal

100 gramos de mantequilla fría

35 gramos de azúcar

Una pizca de sal

1 Cucharadita de levadura en polvo

1 Yema

1 Cucharada de zumo de limón

Para el relleno :

600 gramos de Calabaza cocida

200 gramos de queso tipo Philadelfia

60 gramos de azúcar

1 sobre de azúcar vainillado

Ralladura de un limón

3 huevos 

1 Cucharadita de canela

½ Cucharadita de jengibre

Empezamos por preparar la Calabaza, a mi me gusta cocerla al vapor ya que si lo hago en agua,  coge demasiada agua y no me interesa. Una vez cocida la dejamos bien enfriar.

Mientras tanto preparamos la masa de la base. En un bol vertemos los 200 gramos de harina junto a la pizca de sal, el azúcar y la levadura en polvo. Mezclamos un poco y agregamos los trocitos de mantequilla fría. Desmenuzamos la mantequilla en la harina frotando con nuestras manos hasta conseguir una arenilla. En este punto añadimos la yema de huevo y la cucharad a de zumo de limón.

Ahora solo nos queda amasarlo todo un poco hasta formar una bola lisa que llevaremos a la nevera durante 30 minutos envuelta en papel film.

Pasado este tiempo se habrá endurecido lo suficiente y estará más manejable para poder estirarla bien para forrar nuestro molde ya que es una masa muy quebradiza.

Me gusta siempre precocer la masa un poco antes de añadir el relleno que suele ser muy húmedo para que luego quede muy crujiente. Así que pongo un papel plata encima y pongo a modo de peso unos garbanzos que tengo en un bote siempre para este tipo de cocción. Al horno precalentado a 180 grados durante unos 15 minutos serán suficientes.

Para el relleno: en bol ponemos el puré de Calabaza frío, el queso tipo Philadelfia, el azúcar (podeís poner algo más de cantidad si os gusta muy dulce),el sobre de azúcar vainillado o una cucharadita de extracto de vainilla, los 3 huevos enteros, la ralladura de limón y las especies que en mi caso pongo canela y un poco de jengibre en polvo. Mezclo todo muy bien con ayuda de la minipimer (batidora de mano).

Resulta un relleno muy líquido que cuajará perfectamente al cocerse en el horno.

Horneamos a 170 grados durante aproximadamente unos 45 minutos. Hay que pinchar con un palito que tiene que salir seco para asegurarse que esta bien hecha.

Dejamos enfriar, un poco de azúcar glas por encima o una cucharadita  de nata montada y a disfrutar.

¡Éxito asegurado!

Bon appétit mamá

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s