Bon appétit amig@s,

Tenía muchísimas ganas de preparar estos pastelitos inconfundibles tan típicos de Málaga. La de veces que los he comido en mi infancia, adolescencia y de adulta, es que me encantan.

Siempre me he preguntado por el origen de estos famosísimos pastelitos tan bien conocidos en Málaga. Lo cierto que he buscado en internet y no encontré gran cosa. Sólo que su nombre podría referirse con el Papa San Pío X ( 1835-1914) , Papa muy querido por los malagueños como así lo demuestran varios textos.

Lo cierto que están buenísimos, el coco y la canela les dan un sabor increíble a un bizcocho suave y una crema pastelera de primera.

Es un poco largo de preparar ya que conlleva 3 elabroraciones distintas pero en absoluto es complicado.

Os animo a prepararlos y seguro que los haréis en más de una ocasión.

Ingredientes:

Para el bizcocho genovés:

4 Huevos

120 gramos de harina (repostería)

80 gramos de azúcar

1 sobrecito de azúcar vainillado

Para la crema pastelera:

4 Yemas

70 gramos de azúcar

50 gramos de maicena

500 ml de leche

1 palito de canela

Para el almíbar:

150 gramos de azúcar

150 gramos de agua

1 palito de canela

Me gusta empezar por el almíbar y la crema pastelera ya que tienen que enfriar.

Para el almíbar, es muy sencillo: ponemos en un cazo el agua, el azúcar y la ramita de canel. Cuando empieza a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos así unos 5-6 minutos. Quitamos la canela, lo pasamos a un bol y lo dejamos totalmente enfriar.

(si os sobra, no lo tiréis, guardarlo en la nevera- aguantará varios días)

Para la crema pastelera: empezamos por fusionar las ¾ partes de la leche con la ramita de canela. Por otro lado en un bol mezclamos muy bien las yemas junto al azúcar. Añadimos la maicena, removemos y agregamos la ¼ parte restante de leche.

Quitamos la ramita de canela de la leche que se estaba calentando y vertemos la mezcla de yemas, azúcar y maicena. Removemos a fuego medio-bajo hasta que espese. Pasamos a un bol, cubrimos con papel film tocando la superficie para que no se forme costra y dejamos enfriar.

Para el bizcocho genovés: batimos y emulsionamos muy bien durante unos 5 minutos los 4 huevos junto al azúcar. Cuando hayan aumentando bastante de volumen y cambiado de color a blanquecino, añadimos la harina tamizada e integramos suavemente con una espátula .

Cubrimos nuestro molde (rectangular) con papel de horno y vertemos nuestra preparación. Alisamos y horneamos (horno precalentado a 180 grados) durante unos 10-12 minutos.

Al minuto de sacarlo del horno lo enrollamos sobre si mismo dejando el papel. Lo dejamos reposar unos 20-30 minutos hasta que enfríe.

Una vez frío los desenrollamos, calamos un poco con almíbar y repartimos una generosa capa de crema pastelera.

Lo volvemos a enrollerar para dejarlo esta vez una hora en el congelador.

Bien frío es cuando se puede cortar en porciones. Calamos de nuevo la superficie con un poco de almíbar y los pasamos por coco rallado. Dejamos caer por encima una rayita de canela.

Os aseguro que es todo un espectáculo de sabores.

Bon appétit Mama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s