Bon appétit amig@s,

Esta tarta es simplemente espectacular. La combinación del sabor de la almendra y la naranja junto al chocolate es genial. Una tarta apta para las personas que no pueden tolerar el gluten ya que aquí utilizamos maicena en vez de harina de trigo.

Si hay que objetarle algo a esta tarta es que es bastante calórica pero, bueno con reducir las porciones  conseguimos reducir algo…

Los ingredientes son para un molde redondo de 24 cm y sacamos unas 12-15 porciones.

Ingredientes :

4 Huevos

220 gramos de almendras molidas

150 gramos de azúcar

100 gramos de maicena

60 ml de zumo de naranja

Ralladura de una naranja

10 gramos de levadura en polvo

una pizca de sal

Para el almíbar de naranja:

120 ml de zumo de naranja

60 gramos de azúcar

Para la cobertura de chocolate:

100 gramos de chocolate para postres

25 ml de aceite de girasol

Para la decoración:

Un puñado de almendras fileteadas

Encendemos nuestro horno a 180 grados para precalentarlo mientras elaboramos la masa. 

Separamos las yemas de las claras de los 4 huevos. Con una pizca de sal en las claras, las montamos hasta que estén bien firmes y las reservamos.

En otro bol mezclamos las yemas junto al azúcar hasta que estén más blanquecinas y añadimos la ralladura y el zumo de naranja. Mezclamos un poco y agregamos la maicena. Integramos bien.

Toca el turno de la almendra molida y la levadura en polvo. Y al final incorporamos las claras montadas a punto de nieve poco a poco y mezclamos manualmente de forma envolvente .

Horneamos a 180 grados con calor arriba y anajo durante unos 35 minutos.

Una vez frío el pastel, lo desmoldamos y le damos la vuelta para que la parte de abajo quede arriba y podamos decorarlo de la forma  más recta.

Agujereamos con un pincho el bizcocho y vertemos  el almíbar que previamente hemos preparado hirviendo el zumo de naranja con el azúcar durante unos 4-5 minutos y luego dejado enfriar. Eso hará que el bizcocho esté menos seco y tenga un sabor a naranja increíble.

Lo ideal ahora es dejarlo reposar una media hora en la nevera.

Solo nos queda la decoración final. Fundimos el chocolate junto al aceite ó bien al baño maría ó bien al microondas y lo dejamos templar un poco.

Vertemos el chocolate repartiéndole sobre la capa superior y enfriamos en la nevera unos 20 minutos.

Con ayuda de algún utensilio que tengáis en casa, marcamos unos redondeles y colocamos las almendras fileteadas que previamente hemos tostado al horno ó en una sartén.

Aparte de muy bonito, este bizcocho está buenísimo.

Bon appétit Mama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s