Bon appétit amig@s,

Ya estamos casi en primavera y a muy pocos días de Semana Santa. Una época donde todos los arboles florecen y es un verdadero espectáculo para la vista y todos los sentidos. Desde muy niña Las mimosas me han llamado la atención, me encantaba coger unas cuantas ramitas llenas de sus bolitas amarillas y formar unos bonitos ramos que llevaba corriendo a casa.

Siguen siendo uno de mis arboles favoritos!

Así que ho yes un homenaje a todas estas bolitas que tanto recuerdos me traen.

Un bizcocho suavísimo rellenos en este caso de una crema super golosa . Un postre muy vistoso e ideal para estas fechas.

¡Mirad lo fácil que es preparala!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

4 Huevos

150 gramos de azúcar

150 gramos de harina

1 sobre de levadura (16 gramos)

Una pizca de colorante alimentario

Para la crema:

250 gramos de mascarpone

400 ml de nata para postres (min.35%)

30 gramos de azúcar glas

120 gramos de chocolate para postres para fundir

Para empapar el bizcocho:

Almíbar simple (agua + azúcar)

Lo primero, como siempre, es encender el horno a 180 grados para que se vaya calentando.

Empezamos montando los 4 huevos enteros junyto al azúcar. Lo hacemos durante 4-5 minutos hasta que doblen su tamaño y la mezcla se vuelva blanqueciona. Es un paso muy importante ya que le va a dar mucho aire a la mezcla y dará la suavidad que buscamos al bizcocho.

Una vez hecho este primer paso agregamos la harina tamizada y la envolvamos delicadamente a la mezcla con una espátula. Solo nos resta añadir la levadura en polvo y la pizca de colorante Amarillo alimentario para darle un extra de color amarillo (mimosa).

Vertemos la mezcla en un molde (yo usé uno molde cuadrado de 22 X 22 cm bien forrado con papel de horno para un desmoldaje fácil) y lo llevamos al horno precalentado a 180 grados durante unos 20-25 minutos.

Mientras se hornea el bizcocho vamos a preparar el relleno: batimos un poco el mascarpone para que esté más cremoso y agregamos el azúcar glas. Vertemos a comntinuación el chocolate que habíamos derretido anteriormente y dejado reposar unos minutos para que no esté caliente, mezclamos bien y vertemos la nata bien fría.

Seguimos montando a velocidad alta durante 1-2 minutos hasta que esté bien firme. Reservamos en la nevera hasta el montaje final.

Una vez sacado el bizcocho del horno lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Lo rebanamos en 3 partes y guardamos la parte central que nos servirá para desmenuzarla y fornar las bolitas para la capa exterior del decorado.

Hacemos un almíbar con un poco de agua y azúcar que dejamos hervir unos 2-3 minutos y luego enfriar.

Montaje:

Mojamos la primera capa con el almíbar y ponemos una generosa capa de crema. Cubrimos con la segunda ( es mejor que sea la parte baja del bizcocho al revés, está más recta) y ponemos almíbar y cubrimos toda la tarta de crema.

Desmenuzamos la capa reservada y ponemos las migajas sobre la tarta.

El resto de la decoración es a gusto personal, haced volar vuestra imaginación.

Es recommendable dejarla enfriar en la nevera unas 2 horas antes de su consumo.

A disfrutar, amigos!!

Bon appétit mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s