italy

Bon appétit amig@s,

Mamma mía, ma che cosa è questo?

Pizzinas individuales, sabrosísimas, divertidas, un bocado que se puede tomar a cualquier hora y sobretodo una masa que no hay que dejar levar mucho ni amasar en exceso.

¡No puede ser!

Pues sí,vamos a divertirnos hoy, toca preparar estas ricas mini pizzas sin utilizar el horno, fáciles y hechas en muy poco tiempo. Ideales para una reunión familiar, entre amigos o para un buffet.

Ingredientes para unas 20 pizzinas:

Para la masa:

320-350 gramos de harina (normal de todo uso)

Un sobre de levadura de panadería (7 gramos)

20 ml de aceite de oliva

250 ml de leche

½ cucharadita de azúcar

1 cucharadita de sal

Orégano seco

Para el relleno:

½ cebolla

1 pimiento verde italiano

1 pimiento rojo italiano

Salsa de tomate casera

Atún en lata

Queso rallado

Aceitunas negras sin hueso

Orégano seco

Empezamos por la masa: en un bol vamos a verter la leche y añadimos la levadura seca de panadería así como la media cucharadita de azúcar. Mezclamos un poco y seguimos agregando la harina así como una cucharadita de sal y el aceite.

La cantidad de harina es aproximada pues dependerá de la calidad de la misma. Yo necesité unos 340 gramos. Salieron un poco oscuras ya que utilicé una harina especial molida a la piedra y salieron muy ricas. Pero podéis utilizar cualquier harina común para todos usos.

Amasamos unos momentos pero no en demasía hasta formar una bola lisa que dejaremos reposar unos 30 minutos tapada en su bol.

Tiempo que aprovecharemos para hacer el relleno:

Cortamos en juliana media cebolla así como un pimiento verde y otro rojo (tipo italiano). En una sartén con un poco de aceite de oliva lo rehogamos a fuego lento durante unos 10-12 minutos.

Para la salsa de tomate siempre es mejor utilizar una casera pero si no la tenéis, encontraréis en los supermercados muy buenas salsas de tomate listas para usar.

Una vez transcurridos los 30 minutos de reposo de la masa, procedemos a extenderla dejándola con un espesor de medio centímetro. Ayudándonos de un cortador redondo vamos a formar las mini pizzas.

Las agujereamos con un tenedor y las cocemos en un sartén a fuego medio-suave durante unos 2 minutos.

Les damos la vuelta y en ese momento es cuando procedemos a repartir un poco de salsa de tomate, un poco de fritada de cebolla y pimientos, un poco de atún (al que hemos escurrido bien el aceite) y un poco de queso rallado.

Tapamos la sartén y las cocemos otros 2 minutos.

Ya están listas, solo nos queda colocar una aceituna negra por encima y esparcir otro poco de orégano seco.

Deliciosas, se comen en un santiamén y es un regalo sobretodo para los niños.

¡¡A disfrutar!!

Bon appétit Mama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s