Bon appétit amig@s,

Estos pequeños pastelitos (Petits fours en francés) son simplemente exquisitos. Se funden solos en la boca y el contraste de la acidez de las frambuesas con el dulzor del bizcocho y el glaseado que lleva encima es maravilloso.

De siempre me ha gustado mucho combinar las frutas en los bizcochos. Pero hay que tener aquí un poquito de cuidado ya que no todas las frutas valen.

Aquí las frambuesas están dentro del bizcocho (permanecen bien enteras a pesar de la cocción) y por encima .

Suelo preparar este tipo de pastelitos, que se toman de 1-2 bocados, cuando recibo a casa muchas personas. Son muy vistosas, no muy complicadas de hacer pero, os aseguro, harán las delicias de todos.

Ingredientes para 24 unidades:

125 gramos de mantequilla

150 gramos de azúcar

110 gramos de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

3 huevos

60 gramos de almendra molida

80 gramos de nata líquida

250 gramos de frambuesas frescas

Para el glaseado:

250 gramos de azúcar glas

3-4 cucharadas de zumo de limón

Aunque parece una receta difícil por la cantidad de ingredientes que lleva, en realidad no es nada complicada. Procurad tener la mantequilla en pomada al empezar la receta (es decir, que esté blanda)

Empezamos por mezclar muy bien la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Lo hacemos hasta obtener una crema suave. A continuación añadimos los huevos enteros de uno en uno. Integramos bien y agregamos la nata líquida (en este caso puse nata para montar)

Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos mezclando bien . Le toca el turno a las almendras molidas.

Por ultimo incorporamos las frambuesas frescas (guardar 24 unidades para poner encima) de forma delicada con una espátula.

Vertemos la masa en un molde rectangular (en este caso utilize uno de 25 cm X 18 cm) y lo llevamos al horno precalentado a 180 grados durante unos 25-30 minutos.

Truco: cubrir el fondo del molde con un papel de horno (sulfurizado) ya que es un bizcocho delicado y de esta manera se desmolda muy facilmente.

 

Una vez hecho lo dejamos enfriar del todo antes de porcionarlo en cuadraditos de 4 cm X 4 cm.

Por otro lado preparamos el glaseado mezclando muy bien con una varilla el azúcar glas con 3-4 cucharadas de zumo de limón. Debe quedar una glasa no muy líquida.

Vertemos una cucharadita de glasa encima de cada cuadradito y colocamos una frambuesa por encima.

 

Como su nombre indica, ¡una auténtica delicia !

 

Bon appétit mama

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s