Bon appétit amig@s,

 

Sí sí habéis leido bien, tortas”locas” ó “las locas”, ¿pero esto qué es? jaja

Pues unos riquísimos dulces típicos de Málaga. Su origen viene de la mano de los confiteros malagueños Tejero . Os dejo el enlace para que conozcaís la historia completa de estos dulces : http://malagaenelcorazon.com/origen-las-tortas-locas-malaguenas/

La verdad es que su elaboración es bastante sencilla aunque algo laboriosa ya que consta de tres partes: hojaldre (que en nuestro caso hemos utilizado una masa de hojaldre ya preparada), una crema pastelera y una crema de yema.

Os tengo que confesar que ví un reportaje en la television donde estos famosos confiteros explicaban cómo hacían sus típicas tortas. Decían que la crema naranja tan característica de estos dulces que ponen por encima no lleva yemas sino solo azúcar, harina y colorante. El secreto de su receta se la tienen bien guardada y es un secreto sagrado. Por lo que en mi receta he tenido que adaptarme a las que pude encontrar en la mayoría de recetas publicadas y que incluso Wikipedia recoge como crema de yema.

No me han salido del todo mal pero os aseguro que están deliciosas.

Ingredientes para unas 8 tortas medianas:

2 masas de hojaldre refrigeradas

Para la crema pastelera:

Medio litro de leche

3 yemas

125 gramos de azúcar

50 gramos de maicena

Una cucharadita de esencia de vainilla

Para la crema naranja de yema:

4 yemas

135 gramos de azúcar

45 gramos de maicena

Colorante alimentario naranja

Para el amíbar:

150 gramos de agua

150 gramos de azúcar

Unas guinda confitadas para la decoración

Empezamos por recortar redondeles más o menos grandes(según las queréis hacer) de masa de hojaldre. Las pinchamos muy bien con un tenedor y las horneamos al horno bien precalentado a 200 grados durante unos 12-15 minutos (o hasta que estén un poco doradas)

Para la crema pastelera: ponemos a calentar la leche reservándonos un vasito. En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y añadimos la maicena. Vertemos el vasito de leche que nos habíamos guardado y a continuación vertemos la leche calentita. Volvemos a ponerlo todo en un cazo y lo cocemos a fuego medio durante unos minutos hasta que la crema espese. La dejamos enfriar totalmente.

Truco: cubrirla con un papel film tocando la crema así no se formará costra.

Seguimos la preparación con el almíbar ya que tendrá que estar tibio para poderlo integrar en la crema de yemas.

Para el almíbar: ponemos a hervir durante unos 4-5 minutos el azúcar con el agua. Veréis que está hecho cuando se vuelve algo espeso. Dejamos enfriar un poco

Para la crema naranja de yema: en un cazo ponemos las 4 yemas junto al azúcar, mezclamos (en este momento ponemos unas gotitas de colorante naranja) y añadimos la maicena. Ligamos todo bien y a continuación vertemos el almíbar (que tiene que estar tibio) en forma de hilito. Lo llevamos al fuego medio-bajo y removemos constantemente hasta que las yemas espesen. Dejamos enfriar bien esta crema.

 

Para el montaje:

Cogemos un redondel de hojaldre, lo rellenamos de forma generosa con un capa de crema pastelera. Ponemos encima otro redondel de hojaldre y terminamos con una fina capa de crema de yema naranja. Ponemos a modo de decoración media guinda encima.

Truco: poner el segundo redondel de hojaldre con la parte más plana hacia arriba.

Dejamos enfriar bien para que se seque muy bien la crema de yema.

 

Todo un espectáculo para la vista y una delicia para el paladar.

 

Bon appétit mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s