Bon appétit amig@s,

 

Jaja, sí, sí habéis oído bien. Vamos a divertirnos y sorprender a nuestros niños con este riquísimo brazo gitano pero con apariencia de piel de jirafa.

Mi niño al verlo : “¿Qué pasa, le has cortado una pata a la jiraja? Jaja

 

Delicioso con un simple relleno de nata montada y virutas de chocolate aunque también podéis rellenarlo de lo que más os guste: con garnache de chocolate ó con crema pastelera ó simplemente con mermelada, todas muy buenas.

Aunque parece algo difícil de hacer, todo lo contrario, es facilísimo. Seguid las siguientes instrucciones ó mirad el video y veréis lo sencillo que es.

Bueno, también se me ocurre hacer otro para otra ocasión, imitando la piel de tigre jaja. Ya lo publicaré.

Ingredientes :

150 gramos de harina

150 gramos de azúcar

Medio sobre de levadura (unos 8 gramos)

4 huevos

Una cucharada de cacao puro sin azúcar

Un poco de café líquido para empapar el bizcocho

200 ml de nata para montar

Unas virutas de chocolate

 

Vamos a empezar por el bizcocho del brazo gitano : lo más importante de esta receta es emulsionar muy bien, con la ayuda de una batidora eléctrica, los 4 huevos enteros con el azúcar. Lo haremos durante 3-4 minutos hasta ver que la mezcla se haya vuelto de color blanquecino y haya aumentado de tamaño.

En este punto es cuando podemos añadir la harina, la levadura tamizadas y batimos un poco más hasta que estén bien integradas.

Y no tiene más misterios, así tal cual tendríamos el bizcocho perfecto para hacer cualquier brazo gitano.

Pero nosotros vamos a hacer uno especial : de Jirafa

Para ello vamos a coger unas 3 cucharadas soperas de la masa y la ponemos en una manga pastelera ó una simple bolsa a la que le cortamos un pico.

Colocamos una hoja de papel de horno sobre en una fuente de horno rectangular y sobre ella vamos a dibujar unos trazos irregulares redondeados y ovalados dejando caer la masa por la apertura de la bolsa.

La llevamos al horno precalentado a 180 grados durante SOLO 3 minutos.

Al resto de la masa le añadimos una buena cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar e integramos bien.

Una vez haya pasado estos 3 minutos, sacamos la placa del horno y cubrimos con la masa chocolateada toda la superficie. Volvemos a hornear, esta vez 10 minutos.

Dejamos atemperar unos 2-3 minutos, colocamos una hoja de papel de horno por encima y le damos la vuelta con cuidado para que no se rompa. Retiramos el 1º papel de horno (tenemos a la vista los dibujos). Volvemos a poner otro papel de horno por encima y volvemos a darle la vuelta (los dibujos hacia abajo).

Con un poco de café (ó almíbar) mojamos toda la superficie del bizcocho. Esto evitará que esté seco y estará más jugoso.

Montamos la nata y cubrimos toda la superficie del bizcocho. Solo nos queda añadirle unas virutas o trocitos de chocolate y enrollar.

Lo guardamos en la nevera un par de horas antes de servir.

 

Bueno, espectacular y riquísimo. Hacedlo y sorpended a vuestros niños y amigos

 

Bon appétit mama

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s