Bon appétit amig@s,

 

Suelo hacer bastante a menudo este pastel de pollo frío. Y es que es muy socorrido y lo mismo sirve para una cena ligera como para llevarlo a un picnic o en un tupper a la oficina…. Está buenísimo y su preparación es muy sencilla.

Ingredientes :

500 gramos de pechuga de pollo fileteada

200 gramos de jamón de york

200 gramos de queso en lonchas

2 huevos

200 ml de nata ligera para cocinar

20 gramos de queso rallado

Orégano (opcional)

Sal-pimienta

Lo primero que hacemos es envolver las pechugas de pollo fileteadas con sal, pimienta y hierbas aromáticas que más nos guste. A mí me encanta el orégano y creo que le va muy bien a esta receta pero podéis poner la que más os guste (ajo-perejil, romero, tomillo…). En una sartén con un poco de aceite de oliva vamos a marcarlas a fuego fuerte para dorarlas. Las reservamos.

En un bol batimos los 2 huevos enteros junto a la nata líquida. Salpimentamos un poco y reservamos.

En un molde rectangular al que hemos forrado con papel de horno para que el desmolde sea muy fácil, vamos poniendo capas de pollo, jamón de york y queso en lonchas. Una vez colocadas todas las capas, vertemos por encima la mezcla de huevos y nata . Terminamos con un poco de queso rallado.

Lo llevamos al horno precalentado a 180 grados durante unos 40 minutos.

Dejamos enfriar bien y lo guardamos en la nevera un mínimo de 4 horas antes de desmoldarlo y servirlo.

 

Acompañado de una ensalada de hojas verdes, tenemos un riquísimo plato ligero y muy sabroso.

 

Bon appétit Mama

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s