Bon appétit amig@s,

 

Simplemente exquisitas, esta galletitas de almendra recubierta una parte de chocolate son típicas de Asturias. Oviedo ha sido y es una ciudad de gran tradición repostera y confitera: Bombones, Carbayones y las Moscovitas de la connfitería Rialto son sus especialidades. Cualquiera de ellos es un regalo perfecto para llevarse si pasáis por esta ciudad.

Hay confusión sobre el origen del nombre aunque se cree que el maestro artesano que las creó, pasó parte de su juventud en Rusia coincidiendo con los años de la guerra. Al incorporarse al obrador Rialto comenzó a elaborar esta fina pastita.

Es una receta muy sencilla y de pocos ingredientes. En Rialto son auténticos maestros. Intento hacerlas lo más parecidas posibles aunque no serán iguales (pero sí buenísimas) ya que solo ellos se guardan del secreto para que salgan tan perfectas.

 

Ingredientes para unas 15-20 galletas:

100 gramos de almendra cruda

100 gramos de azúcar glas

100 ml de nata para montar

20 gramos de harina

100 gramos de chocolate con leche

Lo primero es triturar las almendras crudas sin que lleguen a quedar en polvo. Tienen que quedar trituradas no molidas. Al comer las galletas hemos de notar los trocitos de almendra.

Ponemos en un cazo la nata y el azúcar a calentar a fuego medio. Removemos para que el azúcar esté bien fundido en la nata y no quede grumos. Cuando esté hirviendo, añadimos la almendra y seguidamente incorporamos la harina tamizada. Mezclamos bien y dejamos que llegue de nuevo a ebullición sin dejar de remover. Esperamos unos 2-3 minutos y cuando vemos que empieza a espesar un poco apagamos el fuego y reservamos en un bol unos 10-15 minutos.

 

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y con una cucharilla de café cogemos trozos de masa y los depositamos en la bandeja.

Las colocamos bien separadas unas de otras ya que crecen mucho al hornearla ( unos 12 montoncitos por bandeja)

Llevamos al horno precalentado a 180 grados durante unos 8-10 minutos.

Hay que vigilarlas bien ya que se pueden quemar con mucha facilidad.

Una vez listas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar del todo. Se endurecerán, las despegamos con cuidado del papel y las reservamos.

 

Mientras fundimos el chocolate al baño maría o al microondas.

Cubrimos de chocolate con la ayuda de un pincel la parte más lisa de las galletas y esperamos hasta que se endurezcan.

 

Son irresistibles y cuesta mucho trabajo comerse solo una.Difícil tarea esta jaja.

 

Bon appétit Mama

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s