Bon appétit amig@s,

 

El otoño ya está aquí y con él unos maravillosos productos como son las setas, las castañas y por supuesto los boniatos ó batatas (patatas dulces). Me encantan, me recuerdan a mi infancia cuando mi madre mandaba asar al horno de leña patatas dulces ó boniatos. Ibamos corriendo para comerlas con azúcar y canela o con mermeladas. Deliciosas!!

Este tubérculo ha sido y es muy apreciado dado su fácil cultivo y productividad, siempre que sea en climas cálidos, y por sus propiedades nutritivas. Son muy adecuadas en la dieta de los niños y los deportistas o aquellas personas que desempeñan labores con gran desgaste energético. Para los demás, nos tendremos que contentar con pequeñas porciones jaja.

Existen muchísimas recetas con boniatos, las más famosas son los dulces como las empanadillas de boniato o los famosos Panellets y Pastisets . Pero también las podemos incorporar a muchas recetas saladas tanto hervidas como fritas o rehogadas….

Este cake es espectacular, suavísimo por dentro y crujiente por fuera. Un sabor único que le aporta los boniatos y las especies que lleva: canela y clavos molidos. Aunque es a gusto de cada uno ponerles otras.

Vamos con la receta.

Ingredientes :

300 gramos de boniato asado o cocido

150 gramos de azúcar moreno

4 huevos M

120 ml de aceite de oliva suave

90 ml de leche

2 cucharaditas de canela

1 cucharadita de clavos en polvo

280 gramos de harina

1 sobre de levadura (15 gramos)

Lo primero que haremos será asar los boniatos al horno durante unos 40 minutos o cocerlos al vapor. Yo utilicé la olla express (10 minutos)

Una vez bien fríos, les quitamos la piel y ponemos la carne de los boniatos en un bol grande. Agregamos 4 huevos (tamaño M) enteros, el azúcar moreno y lo batimos todo bien. Una vez bien integrados añadimos la leche, el aceite y las especies, en este caso la canela y los clavos en polvo. Removemos bien y por ultimo vertemos la harina y la levadura tamizados.

Solo nos queda remover bien e integrar la harina y la levadura en la masa y verterlo todo en un molde previamente bien engrasado y enharinado.

Me gusta utilizar para este bizcocho el aceite de oliva suave, le da un sabor unico muy bueno aunque si preferís, podéis utilizar otro tipo de aceite vegetal.

Truco: Es conveniente dejar reposar la masa en el molde unos 10 minutos, el tiempo que necesitaréis para que el horno se caliente bien.

 

Lo horneamos a 180 grados durante unos 35-40 minutos.

Acordaros de pinchar con un palito para conprobar que está bien hecho, tiene que salir seco.

 

¡Qué olorcito! Tengo ahora mismo la casa con un aroma increíble.

¡Qué hambre!

 

Bon appétit mama

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s