TARTA DE RICOTTA DE LA ABUELA LILA

Bon appétit amig@s,

 

¡Que recuerdos mamma mía! Si hay una tarta que me volvía y me vuelve loca es la tarta de ricotta que hacía mi abuela Lila. Tenía un don especial para la repostería, recetas que había heredado a su vez de su madre y que eran muy especiales de su tierra natal, la bella Sicilia.

Tengo la suerte de conservar su libreta de recetas escritas por ella en siciliano y en ella son unas cuantas las recetas y postres sobretodo a base de ricotta. Todos deliciosos y que me gusta hacer ya que aparte de volver de alguna manera a mi infancia, son únicos y nos encantan a todos.

 

Ingredientes:

Para la masa sucrée:tarta de ricotta

-250 gramos de harina

-125 gramos de mantequilla o margarina

-80 gramos de azúcar

-1 yema de huevo

-Una pizca de sal

Para el relleno de ricotta:

-500 gramos de ricotta

-2 yemas de huevo

-150 gramos de azúcar

-Ralladura de limón

-Canela en polvo

 

Vamos a empezar por la masa sucrée: a mi me gusta hacerla con margarina, es más ligera. Mezclamos primero la harina con la mantequilla o margarina y a continuación añadimos la pizca de sal, el azúcar y la yema de huevo. Mezclamos y amasamos bien todo ayudándonos de nuestras manos. Al principio resultará una masa bastante seca pero a medida que vayáis amasando, se fundirá bien la mantequilla y la yema aportará la humedad suficiente para que resulte una masa bien integrada.

Lo normal es dejar reposar la masa durante 30 minutos en la nevera para que vuelva a solidificarse la mantequilla y así poder manejar mejor la masa. Pero a falta de tiempo, os enseño el siguiente:

Truco: Extender la masa con la ayuda de un rodillo sobre un papel de horno espolvoreado con un poco de harina. Os será muy fácil hacerlo por todos lados deslizando el papel hasta dejarla de la forma de vuestro molde y con el espesor deseado.

Para forrar el molde – que no hace falta engrasar ya que la masa lleva ya suficiente grasa- volcar la masa dejando el papel hacia arriba y retirarlo.

Como esta tarta una vez rellena no necesitará de mucha cocción, es conveniente pre-cocer la base. La cubrimos con papel plata o de horno, le ponemos un peso encima-legumbres secas- y la cocemos al horno a 180 grados primero 15 minutos tapada y luego otros 10 minutos destapada.

Vamos a preparar el relleno: mezclamos la ricotta con el azúcar, las 2 yemas de huevo, la ralladura de limón y la canela. Vertemos este relleno sobre la masa pre-cocida y cubrimos con las claras de huevo que hemos montado a punto de nieve- sin azúcar-

Espolvoreamos con un poco de azúcar glas y la llevamos de nuevo al horno a 180 grados durante unos 20 minutos.

Truco: Podéis poner las claras de huevo montadas a punto de nieve formando dibujos con la ayuda de una manga pastelera. A mi me gusta presentarla como lo hacía mi abuela jaja.

Dejar bien enfriar antes de desmontar.

 

Suculento el queso suave de la ricotta dulce con el sabor a limón y canela sobre la masa sucrée uhmmmmm ¡ que delicia!

 

Bon appétit Mama

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s