canelones de pollo

Bon appétit amig@s,

 

italyMe ha sobrado una pechuga de pollo y ya tengo la idea para hacer unos estupendos canelones. Casi siempre se puede hacer otros platos con las sobras, y éste en concreto es de los que más los admite: de carne, verduras, mariscos…

En fin las posibilidades son infinitas. Y como buena italiana-española que soy, todo lo que se refiere a pastas me encanta jaja.

Una receta bastante sencilla pero sí un poco más laboriosa pero que gusta a todos- mayores y niños.

 

ingredientesIngredientes:

 

-Placas de pasta para Canelonesingre canelones

Para la béchamel:

-Un litro de leche

-50 gramos de harina

-50 gramos de mantequilla o margarina

-Una pizca de nuez moscada

-Sal-pimienta

Para el relleno:

-500 gramos de pechuga de pollo picada

-150 gramos de champiñones

-Una cebolleta

 

ChikenEmpezaremos por la béchamel: ponemos en un cazo a derretir la mantequilla. Una vez fundida vertemos la harina y removemos bien unos 2-3 minutos a fuego medio hasta que tome un color rubio intenso- de ahí su nombre de “Roux”- rojizo en francés-

A continuación vertemos la leche poco a poco y con unas varillas o una cuchara de madera removemos constantemente hasta que vaya espesando. Salpimentamos y agregamos una pizca de nuez moscada. Ahora hay que tener algo de paciencia ya que tardará unos 8-10 minutos. Tiene que quedar una salsa bastante líquida- espesará un poco al enfriarse- pero es necesario ya que cuando hacemos unas lasañas o canelones, la pasta la absorbe.

Para el relleno: en una sartén rehogamos la cebolleta cortada en juliana junto a la carne y los champiñones picaditos. Salpimentamos.

TrucoTruco: Me gusta ponerle al final de la cocción un par de cucharas de béchamel para ligar bien el relleno.

Podéis también utilizar pechuga de pollo ya cocida. En este caso solo tendréis que cortarlo en daditos pequeños y añadirlo a la cebolleta y champiñones rehogados.

 

Para las placas de pasta: seguir las instrucciones del fabricante del paquete. En mi caso solo tuve que dejarlos en remojo en agua caliente durante unos 20 minutos.

Montamos los Canelones: en una fuente apta para horno vertemos una generosa capa de béchamel en el fondo.

Secamos bien las placas de pasta con papel absorbente , los rellenamos con un poco de relleno y los enrollamos sobre sí mismos.

san valentinLos colocamos en la fuente y los cubrimos de nuevo con otra generosa capa de béchamel. Espolvoreamos queso rallado por encima – en este punto podéis guardarlos perfectamente en la nevera tapados con un papel film de un día para otro-

Los horneamos a 180 grados durante unos 20 minutos hasta que ésten bien doraditos.

Estos Canelones de pollo y champiñones son una auténtica delicia. Cuando los hago, los pongo como plato único acompañados de una estupenda ensalada de hojas verdes y así se compensa un poco el exceso de calorías jaja.

 

Bon appétit Mama

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s